20 Septiembre 2016 17:15 | Piazza San Francesco

Discurso de Koei Morikawa



Compartir En

Koei Morikawa

Patriarch of the Tendai Buddhism, Japan
 biografía

Soy Koei Morikawa Tendaizasu, el 257º sacerdote patriarca del budismo Tendai. Vengo de un lugar sagrado del budismo japonés, el Monte Hiei, situado cerca de Kyoto, en Japón. El encuentro de oración por la paz de los líderes religiosos mundiales promovido por Su Santidad el papa Juan Pablo II empezó hace 30 años. Se ha repetido en muchos lugares de Europa y hoy ha vuelto a su punto de partida, Asís. Es uno de los momentos más felices de los 91 años de mi vida poder rezar con los líderes religiosos mundiales, y con todos vosotros, reunidos aquí en este acto para las personas que necesitan apoyo.

La historia nos ha mostrado que la paz conseguida con la fuerza será abatida con la fuerza. Tenemos que saber que la oración y el diálogo no son el camino más largo, sino el más breve para llegar a la paz. No podemos menospreciar la corriente de movimientos mundiales que divide el diálogo de la unidad y de la cooperación y exige aislamiento y poder. Esta tendencia puede producir odio auto-centrado, rabia y también antipatía.

Buda el Iluminado nos ha enseñado que “el odio no se borra con el odio; el odio puede ser borrado sólo abandonando el odio”. Saicho, el fundador del budismo Tendai en Japón, nos enseña a curar el odio con la virtud, y san Francisco de Asís nos enseña a llevar el amor allí donde existe el odio.

Para crear un mundo virtuoso y de amor allí donde hay enemistad y odio, nosotros religiosos, tenemos que rezar juntos tomados de la mano y continuar haciendo lo mejor. De este punto de vista, la presencia de Su Santidad nos anima a todos.

El próximo será el 30º aniversario de cuando empezamos el “Encuentro de oración por la paz de los líderes religiosos mundiales” en el Monte Hiei, en Japón, en el espíritu de Asís. Yo pido sinceramente que las oraciones interrumpidas por parte de diferentes organizaciones del Este o del Oeste con el objetivo de unir la humanidad ciertamente llegarán a Dios y a Buda. Muchas gracias por vuestra atención.

Gassho (oración con las manos juntas)